lunes, 17 de marzo de 2008

Doblaje de voces

Pienso que tiene que haber una ética con respecto al doblaje de voces. Por ejemplo, Woody Allen no podría tener nunca una voz ronca y gruesa. De hecho, en la mayoría de sus películas dobladas al español, Woody Allen tiene siempre la misma voz finita y dócil. Ya resulta automático que uno ve al actor y lo asocia con la voz que lo acompaña.
La voz de Homero Simpson, creo yo, es un gran hallazgo que hace que el doblaje sea mejor que la versión original.
Sin embargo, de chico me molestaba que la voz de la "conciencia" de Kevin Arnold en la serie "Aquellos años felices" sea la misma voz de Mac Gyver. Era como que estaba Kevin, se lo veía a Kevin, pero pensaba como Mac Gyver. Por ejemplo, Kevin estaba en el colegio, tranquilo, abrazado a Winnie, y cuando hablaba la voz de su concienca yo esperaba que produjera una explosión con un chicle y un poco de talco para bebés.
No hay nada peor que eso, excepto la voz de Skéletor (He-man) o la de Óptimus Prime (Transformers) aplicada a personajes de carne y hueso.

2 comentarios:

judith dijo...

1000 puntos! me encanto! es genial ver que lo que pienso lo comparto con vos! y plasmado de una manera tan certera! la hija de la luna

Angeles dijo...

SOS UN GRANDE, ANDY!!