sábado, 22 de marzo de 2008

Todo es por contraste

Si tomás una bebida dulce, luego degustás una cucharada de dulce de leche y luego volvés a tomar un sorbo de aquella bebida dulce, este úlitmo sorbo te va a parecer más amargo que el primero.
Lo mismo sucede con la vida: si te ocurrieran constantemente cosas muy buenas, no podrías apreciar las cosas simplemente buenas de la vida.

3 comentarios:

Bellota dijo...

Es asi!! muy bueno che!

Miriam dijo...

sos un groso, andyyyyy!!!

Andrés Ini dijo...

Se ganaron entradas gratis para el teatro! reclámenlas...