viernes, 20 de noviembre de 2009

Miedo al final inconcluso

Cuando una persona cuenta una anécdota o historia y la misma se vuelve cada vez más atrapante e intrigante, no aguanto llegar al final, la ansiedad le gana a la paciencia y quiero saber cómo va a terminar. Incluso, me agarra un fuerte miedo de que la persona que relata se muera repentinamente en ese instante y no enterarme nunca el final de la historia.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ajajajajaja...Andyyy!!! Qué buenooo!!!!!! Volviste a escribiirr!!!
Te felicitooo!...
Besito y buen finde!!!
Ani...

F. dijo...

Ja, es genial, a mí me pasa que si soy yo, quien lo cuentalo hago rápido porque siento que sino la gente se me aburre y no llega al final de la historia!

Saludos.

F.

Premios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cati dijo...

Jajajajajajaj

Anónimo dijo...

Uuuu Andres... no seras de esas personas que cuando una quiere contar una historia con lujo de detalles, todo el tiempo que hacemos una pausa nos dicen "Y?" como si con una letra pudiesen apurarnos al final. jajaja... cuando me hacen eso la cuento con más detalle para tardar más en llegar al desenlace. jajaja