domingo, 5 de julio de 2009

Beso Pass

Hay gente que uno se cruza a menudo y que saluda a la distancia con un gesto, o simplemente con un "hola" suicida arrojado al vacío que se estampa contra el suelo.

Pero si algún día, algún maldito día, mezcla de indecisión e inseguridad, saludás a esa persona con un beso..., listo, no hay marcha atrás, se clavó una bandera, se inscribió una huella, se marcó una pauta, se incorporó la rutina de saludar a esa persona siempre con un beso, ya que de no hacerlo reinará una falta, implícita y silenciosa en la conciencia de ambos.

Estoy cansado de llegar al trabajo y estar 20 minutos saludando de la misma forma a quien se me cruce: "todo bien - todo bien", sin mirarnos, sin escucharnos, sin retenernos, a lo sumo con alguna palmada a la pasada que busca decir algo más de lo que no fue dicho.

Me cansé de saludar, de hacerme el apurado o el que hablo por celular sin prestar atención a nada, llegó la hora de inventar un nuevo sistema de saludo: El "Beso Pass", un pase libre para no saludar más a nadie en la oficina, un pase que reemplace al "Hola, ¿Todo bien?", que te ayude a ahorrar tiempo, esfuerzo y que sea una solución para prevenir el contagio por pandemia.

Que simplemente haya que levantar en alto el "Beso Pass" y decir: "Permiso, permiso, háganse a un costado... yo tengo el Beso Pass".

La única duda que me queda es: ¿Al que me lo vende, lo saludo con un beso?

2 comentarios:

el_Sheik! dijo...

jajaja, si, odio cuando pasa eso y creo que lo único bueno de la epidemia de Gripe A es que me permite saludar menos gente!!!

F. dijo...

Un día me cruzo en la calle a un conocido que no veía hace mucho tiempo, le digo: Hola, todo bien? (típico saludo social), y sorpresivamente su respuesta fue: Te digo bien? o te cuento?... El episodio me hizo reflexionar y desde ese día decidí dejar de preguntar en forma general a la gente: cómo está? lo único que me falta es andar psicoanalizando a todo conocido que se me cruza por la calle.