viernes, 31 de octubre de 2008

Sesión 25: "El Test de Rorschach"

Toqué timbre, la psicóloga me abrió la puerta y me invitó a pasar al consultorio. Una vez sentados frente a frente, me dijo:

- Te noto bien. Apenas abrí la puerta ya te vi distinto, como con otra actitud corporal, transmitiendo mayor seguridad. ¿Puede ser?

- No, no creo, estoy igual que siempre me parece -le dije, para evitar sospechas sobre mi tratamiento paralelo-.

- Te está haciendo muy bien esta terapia. Estás realmente mejor, más seguro, con otra mirada. Me alegra saber que estamos haciendo un buen trabajo, juntos claro.

- No sé. Quizás sea porque me llamaron de una gran empresa. Hoy a la tarde voy a tener la entrevista de trabajo. Quiero quedar, pero al mismo tiempo me da bronca que justo me llamen ahora que me había acostumbrado a mi rutina y a tener tiempos flexibles, tan requeridos por mí.

- Los cambios son desafíos que hay que afrontar para progresar. Y es parte de la ley de la vida que siempre surgen las cosas buenas cuando uno está en un buen momento. ¿Te gustan las entrevistas de trabajo? ¿Ya tuviste alguna?

- Sí, tuve. Y las odio. Son siempre iguales. A lo último te pueden llegar a decir dos cosas: "Bueno, vas a formar parte de nuestra base de datos", o en su defecto, "Cualquier cosa te llamamos".

- Bueno, vamos por partes. ¿Qué problema tenés en pasar a formar parte de una base de datos?

- Que no me gusta reducirme a un mero dato en un archivo. El ser humano es algo demasiado complejo para eso. Me niego a ser un dato! Estoy compuesto de células, infinitos procesos biológicos, órganos, cerebro, cinco sentidos, un corazón que late para transportar sangre a cada rincón de mi cuerpo y proveer de oxígeno y energía para mi metabolismo, reproducción y existencia a través de la combus...

- Bueno! -me interrumpió debido a mi exacerbación desenfrenada-. ¿Quién no forma parte de una base de datos? Así como alguna vez tuviste compañeros de primaria o secundaria, tenés compañeros de "base", ya que muchos de nosotros debemos estar en las mismas bases de datos sin saberlo. Y por otro lado, ¿Qué problema tenés con que te digan que cualquier cosa te llaman?

- Es que no se entiende a qué se refieren, no son directos. ¿En caso de qué me llaman? ¿Si sube la bolsa? ¿Si cae la bolsa? ¿Qué significa "cualquier cosa me llaman"? No lo entiendo, si esta persona que elige al personal pisa un chicle por la calle, ¿me llama? digo, porque eso también sería cualquier cosa. No sé, para mí, cualquier cosa es que un elefante suba una escalera mecánica en un shopping.

- ¿Sabés en qué consiste la entrevista? Yo tengo experiencia en psicodiagnósticos y te puedo ayudar. Tirarte unos "tips" -me dijo con aire canchero mientras me guiñaba el ojo-.

- Sí, me dijo un conocido que fue, que me van a pedir que haga el Rorschach*. (*El Rorschach es un test proyectivo para evaluar la personalidad, basado en la libre interpretación de una serie de imágenes abstractas que se caracterizan por su ambigüedad y falta de estructuración).

- Ah, Es simple! Lleva masa de hojaldre, dulce de leche, hojaldre, dulce de leche, hojaldre, dulce de leche y merengue arriba.

- No, eso es "Rogel" y es una torta. A mí me van a pedir que haga el "Rorschach".

- Ah sí, claro disculpá. De todos modos es más fácil, el Royal es instantáneo..., un postrecito.

3 comentarios:

Lorena Frost dijo...

Fijate que se vayan todos de vacaciones al mismo tiempo, asi descansas vos tambien!!!!! Te extraño un poco andy ehhh, a ver cuando nos vemos!

Javi dijo...

La psicóloga tiene que tener un parentesco al menos lejano con el Súper-agente o con el Chapulín. Sus respuestas son desopilantes. Ahora, lejos, lo mejor de la sesión es el Rogel (para chuparse los dedos!!!)

PD: Pasate por casa, eh? (ahí no tenemos Rogel pero si otras cositas de elaboración propia...)

ConVerC dijo...

no entendiste, te estaba queriendo decir que lleves una rogel para el rorschach así le caés bien al psicólogo, y aprobás el rorschach aunque el diagnóstico dé patología grave. capich?